Se recomienda una biopsia si se sospecha cáncer de próstata. Una biopsia con aguja de próstata es un procedimiento quirúrgico en el que un patólogo, un médico especializado en identificar enfermedades mediante el estudio de células, tejidos y órganos, extrae una pequeña muestra de tejido de la glándula prostática y la examina al microscopio.

El proceso de biopsia de próstata

El procedimiento dura aproximadamente 15 minutos y, por lo general, se realiza con anestesia local en el consultorio del urólogo junto con una ecografía transrectal (TRUS), un procedimiento que utiliza ondas de sonido para crear una imagen de video de la glándula prostática. Con la ayuda de TRUS, el médico guía una pistola para biopsia, un dispositivo de mano con una aguja delgada con resorte, a través de la pared del recto hasta el área de la glándula prostática que parece anormal.

La pared rectal es delgada, por lo que es posible colocar la aguja con mayor precisión y con menos lesiones en otros tejidos. Cuando se activa, la aguja puede extraer un cilindro delgado de tejido (aproximadamente 1/2″ por 1/16″), llamado núcleo, en una fracción de segundo. Las agujas para biopsia son diminutas, de solo 1,2 milímetros de diámetro y menos de 1/2″ de largo, y muy precisas. Una vaina deslizante se abre una vez que la aguja entra en la próstata, se cierra sobre una muestra de tejido y se retira la aguja.

Una biopsia sextante (de seis partes) es el procedimiento de biopsia de próstata más común. Se toma un promedio de seis muestras de la próstata (parte superior, media e inferior; lados derecho e izquierdo) para obtener una muestra representativa de la glándula prostática y determinar la extensión de cualquier cáncer.

Los resultados de la biopsia no están disponibles inmediatamente después del procedimiento. Las muestras de tejido deben ser examinadas por un patólogo, que luego genera un informe de los hallazgos.

¿Cómo me Preparo para una Biopsia de Próstata?

Al igual que con la TRUS, se puede indicar al paciente que se haga un enema antes del procedimiento para eliminar las heces y los gases del recto, lo que podría impedir el progreso de la sonda rectal. Además, los pacientes pueden tomar antibióticos orales a partir de la noche anterior a la biopsia y durante 24 a 48 horas después, para protegerse contra posibles infecciones. Para limitar los riesgos de sangrado, se aconseja a los pacientes que dejen de tomar aspirina de siete a 10 días antes de la biopsia y que dejen de tomar medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno, Advil o Motrin, tres días antes de la biopsia.

Riesgos y complicaciones Asociados con las Biopsias

Es normal esperar un sangrado leve después de la biopsia con aguja, porque la aguja ha entrado en áreas que contienen venas pequeñas. La sangre en la orina, el semen y con las deposiciones puede ocurrir de forma intermitente durante unos días y posiblemente durante unas semanas. Los dos riesgos principales de la biopsia con aguja son el sangrado intenso y la infección de la glándula prostática o del tracto urinario. Estos riesgos son muy raros, y ocurren en menos del uno por ciento de los pacientes.

La resección transuretral de la próstata (RTUP)

El tejido prostático también se examina después de la resección transuretral de la próstata (RTUP), un procedimiento quirúrgico que se usa con mayor frecuencia para tratar a hombres con hiperplasia prostática benigna (HPB). La operación extirpa parte de la glándula prostática que rodea y constriñe la uretra (el tubo que lleva la orina de la vejiga a través del pene y fuera del cuerpo). Una herramienta con un lazo de alambre en el extremo se pasa al pene y a través de la uretra hasta la glándula prostática. Luego se pasa electricidad a través del cable para calentarlo y cortar el tejido. Un patólogo examina una muestra representativa del tejido prostático extraído durante la RTUP para determinar si hay algún cáncer presente. Aunque la HPB no es maligna, es posible que la HPB y el cáncer de próstata existan dentro de la misma glándula prostática al mismo tiempo.

Las páginas de este sitio web sobre el Cáncer de próstata forman parte del Programa Integral de Concienciación sobre el Cáncer de Próstata (CPCAP, por sus siglas en inglés), un importante esfuerzo regional para reducir las tasas de mortalidad y enfermedades causadas por el cáncer de próstata en el suroeste de Pensilvania. El financiamiento de CPCAP es proporcionado por una subvención del Estado de Pensilvania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.